Xilitla

Tienes que recorrer un camino con montañas y carreteras angostas para llegar allí. Verás cactus, arena y verde -sí, mucho verde- mientras subes y bajas para poder llegar al destino final… Xilitla.

Escalera al cielo - Xilitla
Escalera al cielo – Xilitla

Un día -ya hace mucho tiempo- mi hermana vio en una revista un listado de todos esos lugares que debes de ir en México, Xilitla era uno de ellos. Lo que me llamó la atención fue -por supuesto- esas pinturas desquiciadas plasmadas con cemento en un lugar dentro de San Luis Potosí.  Un inglés muy rico llamado Edward James le regaló a México un pueblo surreal dentro de la selva. Al parecer este señor era un pintor que se inclinaba por el arte surrealista y cuando llegó a esa selva mexicana, se enamoró y decidió pintar ahí, pero no utilizó pincel. Así que sin más Xilitla por un par de años se convirtió en el lugar que DEBÍA visitar. Y cuando lo hice, lo amé. Fuimos en caravana. Dos autos, 10 personas (demasiadas diría yo, pero a final un buen grupo) y una tienda de campaña, muy grande, tan grande como para cubrir a diez pendejetes con ganas de viajar. No lo planeamos demasiado, sólo fuimos (una de las tantas razones por las cuales me gustó ese viaje) y llegamos a un cielo estrellado, un camino empedrado, el ruido de agua a nuestras espaldas y un pasto suave para poner la cabeza y descansar. Cuando entré a esa ciudad surrealista no podía sólo ver a un punto en específico, debía ver todo, y vaya que hay cosas por ver. Desde naturaleza hasta esa oda a las drogas de pueblo que se construyeron. Entrar a Xilitla es como entrar por un momento a un sueño extraño, a una película, a un cuadro de Dalí. Es subir por una escalera al cielo y nunca bajar.

Dentro de ese sueño encuentras una cascada y también hay una poza con una resbaladilla de roca que la naturaleza se encargó en hacer. El agua es helada pero vale la pena porque nadar en un lugar como ese te hace sentir libre.

Yo con algunos del grupo.
Yo con algunos del grupo.

Decidimos conocer más y fuimos a las cascadas de Tamul, con la intención de madrugar al día siguiente y ver el sótano de las golondrinas. El camino era pura terracería, los carros terminaron cubiertos de polvo pero logramos llegar y ya en el caudal del río veías hombres en canoas.”Rentamos” una (no recuerdo el nombre del hombre al que se la rentamos pero aquí llamémosle José. Él era divertido).

Cascada de Tamul
Cascada de Tamul

José iba hasta atrás y todos nosotros nos turnábamos para remar y ayudarle. Otras personas nos pasaban de cerca en sus canoas y hacíamos guerra de agua, fue un buen recorrido, con risas, muchas risas. Llegamos a la cascada, no se puede acercar mucho pero igual vale la pena, si ya estás allá… ¿Porqué no? Y vaya que es algo digno de contar… La cascada es imponente, 105 metros de altura. Tiene rocas por doquier y verde, verde, verde. Me senté en una gran piedra y me quedé unos minutos viéndola desde lo lejos. Escuché como el agua caía y luego a José diciendo que ya era tiempo de volver.

Ahora, lo mejor de ese recorrido “pirata”: mientras remábamos con el objetivo de regresar vimos como la gente se aventaba de la canoa y comenzaba a nadar. Todos en mi canoa lo hicieron, excepto yo y un par más, alguien tenía que ayudar a José. ¡Y que bueno que no lo hice! porque llegamos más rápido nosotros. ¿A dónde? no sé ni que era (parecía un cenote) era una cueva con agua color azul cielo/azul turquesa. Hermoso. Cuando yo llegué no había ninguna persona ahí nadando. Estaba sola. Esperándome. Y salté. Fue máximo un minuto el tiempo que pude disfrutarlo sin nadie. Sólo yo nadando dentro de una cueva en medio de la nada. Y sentí paz.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s