La serpiente que desciende despacio.

Hace algunos años me tocó estar durante el equinoccio de primavera en Yucatán y por supuesto fuimos a Chichén Itzá.

Para los que no saben lo que es esto, pues bien, Chichén Itzá es una zona arqueológica (de la cultura maya) en el estado de Yucatán, ya muy cerca de Quintana Roo (y de Cancún), que es reconocida como una de las nueve maravillas del mundo moderno y es muy famosa por la pirámide de Kukulcán, éste era su Dios. En fin, los que no sepan nada de la civilización maya deben saber que eran unos genios en ciencia y astrología, los cuáles juegan un papel importante en la pirámide de Kukulcán. Durante el equinoccio lo que pasa es que por su posición, en las escaleras de la pirámide se crean unas sombras que deja ver una serpiente bajando hasta llegar al primer escalón en el cual está en piedra tallada la cabeza de una serpiente. Esta serpiente vendría siendo el Dios Kukulcán.

Ese día Chichén Itzá se cubre de calor humano (¡porque vaya que llega gente!). No puedes caminar de tanta aglomeración que hay. Si quieres ir al baño tienes mala suerte y mejor aguantarse las ganas, y pobre de ti porque ese descenso de serpiente es eterna. Yo no sabía muy bien la dinámica de lo que pasaría ese día. Sabía de una serpiente que se formaría con las sombras pero creía que pasaría en un abrir y cerrar de ojos. Así que trataba de no voltear a otro lado para no perdermela, luego me dijeron que ya se había empezado a formar y ahí me di cuenta que esto sería algo tardado. Pero, ¿valió la pena? Sí. No siempre ves una serpiente -en sombras- bajando mientras miles de ojos la observan para llenarse de energías. Sí, esa vibra y toda esa gente vestida de blando hace que todo sea más “espectacular”.

Equinoccio Chichén itzá
Equinoccio Chichén itzá

Ahora bien, si llegaran a ir, necesitan llevar protector solar, agua y mucha paciencia. Esto último sobre todo en la salida ya que llega a ser un poco insoportable… porque sacar a tanta gente de un tirón es casi imposible. Cuando yo fui muchas señoras terminaron gritando y empujando a demás personas para poder conseguir salir de ahí. Recuerdo que fue chistoso ver a doñas mentando madre y sacando la casta para ser de las primeras en la fila sin importarles nada.

En fin… Chichén Itza es muy bonito y vale mucho la pena ir… pero si me preguntan a mí; Palenque siempre será la mejor zona arqueológica de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s