Seúl arde

Yo fui de intercambio a Seúl… sólo iban a ser cuatro meses pero me gustó tanto que hice todo lo posible para alargarlo y quedarme otro semestre más. Desde hace un tiempo creo firmemente que todo lo que te sucede en la vida es por una razón, yo jamás creí que acabaría en Corea del Sur pero lo hice y me encantó. Ya mencioné cómo llegué allí y también mis primeros días en Corea del Sur (en una ciudad llamada Suwon). Ahora bien, Seúl es diferente…

Si tuviera que elegir una palabra para describir a Seúl sería “Luz” porque siempre brilla. El cielo nunca se apaga, las mismas luces de la ciudad no dejan que oscurezca y por esto es muy raro ver estrellas…  Una noche sin ellas no es lindo, pero solía decir que las estrellas eran esas luces de la ciudad. Sí, en Seúl, las estrellas están abajo y el cielo siempre arde.

Y como ven no sólo está lleno de luces, también de edificios y mucha MUCHA gente. A veces salía a caminar y el sólo hecho de estar siempre rodeada de gente yendo y viniendo a toda prisa te cansaba. Es una ciudad con mucho movimiento, con mucha vida.

 

Y luego está el río Han. Ahí, dividiendo la ciudad y separando el norte del sur. Tiene puentes que unen los puntos y te acercan… Yo solía correr por ahí, justo encima de él. Y no veía lo que había frente a mi… siempre volteaba a ver el río. Y cuando lo cruzaba podía ver todo, sentir todo… podía ver  el cielo de Seúl ardiendo.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s