Un año de partir

Hace un año estaba tomando un vuelo con destino a Japón. Serían mis últimos días en el continente asiático y me sentía abrumada. Recuerdo que era una sensación extraña. Un día antes todos los “internacionales” y demás amigos tuvimos una última reunión. Las últimas botellas de soju que tomaríamos juntos. Nos reunimos, cantamos, nos emborrachamos, y reímos mucho. Todos los videos de ese día jamás deberían de ser vistos. Son un poco vergonzosos pero son el recuerdo de una buena noche. La última. Un día después me levanté para despedirme de mi roomie de ese semestre. Letta. Y así, empezar a alistarme para tomar un autobús al aeropuerto. Me reuní con un puñado de gente que tenía que ir también, hablamos del día anterior y nos reímos de él. Y era hora de tomar mi avión. Una amiga me dijo que tenía que apurarme, que ya se me había hecho tarde así que empecé a correr. Llegué a tiempo y puse pie en el AirAsia para mi primer viaje sola, en un país en el que sólo sé decir hola, gracias y katana. ¡Ah! y por supuesto… Murakami.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s