Crossing the heart of Africa – Julian Smith

“There is no journey upon this earth that a man may not make if he sets his heart to it. There is nothing, Umbopa, that he cannot do, there are no mountains he may not climb, there are no desserts he cannot cross, save a mountain and a desert of which you are spared the knowledge, if love leads him” con esta cita de H. Rider Haggard abre el libro “Crossing the heart of Africa” del “travel writer” Julian Smith. Un libro que te muestra dos historias, dos hombres de tiempos distintos, dos viajes con el amor como guía. Te cuenta la historia de Ewart Grogan, el primero en cruzar Africa -a pie- de sur a norte, desde Sur Africa a Egipto (impresionante, ¿no?), y lo cruzó a finales del siglo XIX, cuando Africa era practicamente un misterio. Cuando no había malarone (pastilla contra la malaria), habían bastante más animales rondando, tribus africanas y caníbales. Y también expone la experiencia del autor, quien cruzó los mismos lugares que Grogan pero en el siglo XXI. Lo que a uno le tomó dos años a él otro le tomó dos meses. En “Crossing the heart of Africa” tenemos los mismos lugares pero un escenario completamente diferente. El de Grogan en 1800’s y el de Smith en el presente. Te muestra que el mundo va de prisa. Muy deprisa. En fin, Grogan hizo esto para probar que era digno de la mano de la mujer que amaba (sí, realmente los tiempos cambian)… Y Julian Smith lo hizo porque estaba apunto de casarse, el compromiso lo agobiaba y quería respuestas. Al final del viaje las obtuvo. Por que los viajes te cambian y abren la mente.
Este libro tiene paisajes y aventuras, tiene historia y cultura y tiene descripciones vívidas de Africa, desde el sur hasta el norte…

Las frases que me llamaron la atención también fueron porque en parte al estar acá te identificas con algunas situaciones… Estas son las que remarqué en este libro:

To him the world was a place where you did what you wanted and had fun doing it.

African public transportation, which mostly consists in learning to wait.

The kindness of strangers offsets much of the aggravation of traveling in the developing world.

Africa “is” anything implies a single amorphous entity, instead of fifty-three countries with a billion inhabitants.

Travel can be the ultimate alone time… Away from home and surrounded by strangers, you can be anyone or no one, anonymous or camouflaged.

You have to laugh or you’ll go crazy.
Now he works as an accountant […] he sounds more proud of this than how time as a soldier.
It was a scene that made one wonder if there be a God.
He was in limbo: neither alive or death, just… gone.
From here on, every step I take will be toward home.
Coming home is always as exciting as leaving.
We all have our alloyed portions of black and white paint. How we lay it on is a question of temperament.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s