Caminando en India

Un día caminando me perdí en el polvo de una ciudad pobre, vi muchas cosas grandiosas, tanto que las palabras no bastan para describir lo hermoso de esos lugares tan diferentes, tan sucios y olvidados. Me detuve un momento y compré algo de comer. Un hombre viejo con barba blanca, vestido en harapos y sin zapatos se paró junto a mi. Su mirada tosca y dura me detuvo. Tuve que verlo más, él hablaba en silencio. Le regalé mi comida y sin saber nada la tomó. Podía escuchar la comida en su boca. Me alejé y compré algo de beber. Se lo ofrecí pero no lo aceptó. Al parecer no tenía sed.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s