Hoy tomaré un avión

el

He decidido empezar de cero. Apostarlo todo y ponerlo de una en la mesa de juego. A veces, cuando lo pienso mucho me entra el miedo, ese que poco a poco sube desde los pies, que pasa por tus costillas y termina en tu cabeza, saliendo como trueno de los ojos y te congela un poco. Sí, el miedo que siempre aparece cuando algo grande se acerca. Cuando estoy apunto de saltar al vacío.
Los pasos que he recorrido se han dado por que quiero darlos, nadie me ha empujado a ellos y los he gozado. He tenido momentos en los que la duda puede más conmigo y me hacen flaquear, me hacen perder el equilibrio y me debilitan un poco, pero son necesarios para seguir adelante. Hoy tomaré de nuevo un avión pero éste será hacia un lugar de mi infancia, de mi vida, uno que no es mi hogar pero que me siento bien estando allí, hoy no me iré precisamente de viaje… Tomaré una parada, una que podrá marcar mi destino y darme dirección. Necesito fuerza para seguir de pie y andar por el camino que yo quiero recorrer, uno con pocos pasos de extraños. Uno mío, que se amolde a mi cabeza, a lo que quiero y a lo que pienso. Un camino con mi nombre y apellidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s