El día que subí una favela

Fui a Brasil y quedé maravillada con absolutamente todo de ese país; su comida, su gente, sus playas, todo. Por buena suerte, (aunque yo creo que es el universo que quiere que siga viajando) mi hermana y yo nos ganamos los boletos de avión para allá y mis papás se pegaron. Aunque la sensación de viajar es diferente cuando lo haces con tus padres a cuando lo haces con amigos, o sola, me alegra que lo hayan hecho. Mis padres son los que me ensañaron a viajar así que no puedo decir nada en contra de ellos, a parte, siempre nos han dado el espacio que necesitamos para sentirnos y ser independientes. En fin, este año tocó Brasil (aunque esperemos toquen otros más), y una de las cosas que hice en ese país sudamericano que más disfruté fue visitar una favela.

Para los que no sepan lo que es una favela pues bien, se los puedo explicar aquí con pocas palabras; un barrio bajo, casas que no tienen derechos de propiedad, y constituyen aglomeraciones de viviendas de calidad cuestionable. O bien, pueden ver la película de “Ciudad de Dios” (una película que está entre las mejores que he visto) y podrán darse una idea más visual.

En muchas ciudades del mundo hay, los llaman Slums. En Nairobi fui a una bastante grande y recorrí sus pequeñas calles enlodadas. Le sonreí a la gente y ellos también a mi. Los locales me decían que era peligroso pero nunca sentí peligro.

Slum en Nairobi
Slum en Nairobi

Pues bien, Rio de Janeiro también tiene estos lugares, y de hecho, son famosos. Si vas a Rio tienes que ir a una favela. Es una de las atracciones, y, como pueden ser un tanto peligrosas, algunas personas no recomiendan ir solos, es por eso que hay tours turísticos para ir a verlas. Nosotros fuimos a la favela Dona Martha acompañados sólo de nuestra amiga brasileña, Anelise, y nos hizo sentir más seguros.

Ahora, para llegar a la cima actualmente hay como un pequeño teleférico que te lleva hasta la cima y a la mitad del camino. Pero, éste no servía así que lo subimos a pie. Y creo que fue el día que más sentí calor en Brasil, y que sudé más. Escaleras tras escaleras tras escaleras que parecían las escaleras de Cirith Ungol, bueno no tanto así. Pero no importara que tan buena fuera tu condición física, de que te cansabas te cansabas. Mientras subíamos en estos callejones de casas sin pintar, vi como el rayo de sol se lograba filtrar por entre unos muros y creaba una luz preciosa que rebotaba en una pequeña niña de piel morena oscura. Quise tomar una foto pero no pude sacar la cámara, fue ahí donde mi mamá se rindió y se quedó afuera de una tienda en donde habían unos niños jugando, nosotros seguimos, y el sudor caía por todos lados. Es de esas veces que dices, “Creo que jamás había sudado tanto” y que tratas de recordar otra vez en la que sudarás de esa manera pero no logras visualizarlo porque en el momento es demasiado que piensas, “Demonios, creo que sí, ésta es la vez que más he sudado”. El calor era inhumano y sólo veías escaleras.

Camino hacia la cima de Dona Martha
Camino hacia la cima de Dona Martha

Pasábamos junto a los que vivían en la favela y se nos quedaban viendo. Yo a veces, cuando podía articular alguna palabra decía “Bom dia” y ellos me respondían. Paramos a tomar aire a una casita en donde vendían souvenirs, ahí la señora nos llamó y nos puso en su pantalla plana el video “They don’t care about us” de Michael Jackson que fue grabado en esa Favela. Lo vimos y ella nos señaló en la parte en donde ella aparece cuando era niña. Nos contó como lo vivió y terminamos comprando souvenir en su tienda. Cuando salimos ya habíamos descansado un poco y pudimos llegar hasta donde está la estatua de Michael Jackson. Allí la vista de Rio es impresionante. Conocimos a un brasileño que se interesó en nosotros por ser mexicanos. Nos contó que él trabajó un par de años en el sur de México y que había visitado Villahermosa. Estuvimos un rato allí, viendo Rio frente a nosotros y con el sol arriba, mi papá compró una cerveza y cuando la terminó empezamos a bajar.

Michael Jackson en Rio
Michael Jackson en Rio
Rio visto desde la favela Dona Martha
Rio visto desde la favela Dona Martha
Rio visto desde la favela Dona Martha
Rio visto desde la favela Dona Martha

Nos encontramos a mi mamá y se despidió de los niños y los señores que estaban con ellos, después les pidió una foto así que yo también tomé algunas. Hablé con una de las niñas que se me acercó y señaló mis zapatos converse, me dijo que ella tenía dos igual que los míos. Le pregunté su nombre;

“Daniela” dijo.

No pude evitar sonreír.

“Yo también me llamo Daniela”.

Así fue como en un portuñol espantoso me hice amiga de una pequeña que tenía mi nombre y dos zapatos como los míos.

Familia de Dona Martha (Mikaela, Daniela, Ana María y David).
Familia de Dona Martha (Mikaela, Daniela, Ana María y David).

Seguimos bajando y un señor me dijo “Bom dia” y luego dijo algo que no entendí, una mujer que venía junto a mí se rió y le pregunté sobre eso, me dijo que el señor había dicho que quería casarse con una gringa como yo. En Brasil los extranjeros se les dice gringos, a todos, no sólo a los norteamericanos (como en México). Cuando terminamos de bajar nos premiamos con un agua de coco que en Rio de Janeiro no puede faltar y seguimos caminando con Dona Martha por detrás.

Dona Martha
Dona Martha
Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Daniela que buena experiencia. Yo soy venezolana y nunca había subido a una favela en Caracas (que llamamos barrios) hasta hace unos pocos años. Y me paso como a ti, no me sentía en peligro. Mas bien estaba un poco en shock como toda la riqueza de mi país ha sido tan mal distribuida. Pero la gente era amable, había dulzura en los ojos de los niños y unas ganas inmensas de vivir y aprender. Saludos!

    1. danielafeb dice:

      Hola Rebeca! Que lindo que escribes por acá. Sí, creo que la gente se encierra en lo que debería de ser una y se olvida que no todo es peligro, que también hay familias y gente honesta viviendo allí, como en todos lados. 🙂 Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s