Campeche y un vigilante llamado Manuel.

Tenía rato que quería escribir sobre Campeche, mi ida fugaz un día que iba de regreso a Villahermosa, y hoy, casi un año después, lo estoy haciendo. Creo que he dejado muy abandonado el blog y últimamente he decidido empezar -de nuevo- bien con él. Escribir más, recordar más.

Ya había ido antes a Campeche y la recordaba como una ciudad simplona pero últimamente ha mejorado bastante. Sus calles en el centro están vivas y llenas de colores que te hacen oler México. Me ha encantado. Tiene un ambiente muy activo, con parques llenos de gente jugando bingo y enamorándose. Iglesias en cada esquina y un fuerte que te protege de piratas muertos. Sí, un lugar lleno de historia que sabe a mar. Su gente te saluda sonriente y ves pescadores en sus rústicos botes listos para otro día de trabajo. Campeche es una ciudad de resurgió y volvió con fuerza.

Calles de Campeche
Calles de Campeche

 

Una de las cosas que hice fue caminar sola por sus calles, perderme en ellas y tomar fotos. Mientras caminaba vi a un guardia de seguridad leyendo el periódico, le tomé una foto y me acerqué a hablar con él. Se llamaba Manuel, cuidaba un museo que estaba cerrado, me preguntó si quería verlo y le dije que sí, así que sin más abrió las puertas y entré. Solamente estuve en el primer piso, habían piezas de barcos y un patio central muy bonito. Estuvimos hablando de la ciudad, de los políticos corruptos y de sus cuatro nietos y dos nietas. Sí, me habló de su vida. Cómo es que él fue marinero y cómo vio ciudades cambiar con el tiempo. Hablamos de Cancún y me describió el Cancún que él conoció; virgen y hermoso. Sin edificios prohibiendo ver el mar y sin tanta gente. Me habló de un lugar paradisiaco que a mí no me tocó ver. Fue muy interesante hablar con él, hablar de política y quejarnos de la manera en la que ésta es ejercida. Al despedirme le tomé una foto y así me fui.

Manuel
Manuel

Llegué al fuerte de San Miguel y pagué su entrada. Ahora es un museo pero años atrás servía para proteger a la ciudad de posibles ataques piratas. Tiene piezas de la civilización maya y también te explican con más detalles la creación y la historia del mismo fuerte. Y, tiene una vista hermosa de los edificios coloniales pintados de distintos colores que gritan vida.

Vista desde el fuerte San Miguel, Campeche
Vista desde el fuerte San Miguel, Campeche
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s