El día que fui a Ipanema

Después de nadar por primera vez en playas brasileñas fui con mi hermana al cuarto de hotel para cambiarnos y poder así ver un poco más de la zona en dónde nos quedábamos. Salimos hacia las calle paralelas al mar. Terminamos en un súper y compramos agua, algo vital en la vida diaria y sobre todo en la vida diaria de Rio de Janeiro. Paramos igual en una tienda y compramos un salgado, y para rematar el hambre decidimos parar en una cafetería/restaurante para poder probar el Açai, que nos habían explicado en el Pan de azúcar era muy bueno y te daba energía. Tardamos en ordenar porque no lográbamos entender como se pedía, todos los empleados nos fueron a explicar y a ayudarnos. Al principio no me gustó, tiene un sabor fuerte, pero ya después de comer un poco más le agarré el sabor y nos lo acabamos.

Después de esto nos reunimos con nuestros papás para ir a ver el atardecer en Ipanema que por poco no logramos ver porque llegamos un poco tarde. Decidimos ir en taxi y el taxista no paró de hablar de la situación de Brasil y de sus elevados precios. Me cayó bien y siempre nos decía “Muito Quench, muito quench” (Mucho calor), que creo es algo que dicen todos los brasileños porque la mayoría que hablaba con nosotros no se despedía sin decirlo. Cuando por fin llegamos a Ipanema nos acercamos al mirador y vimos los restos del atardecer y al sol despedirse detrás de un mantel rosado y el mar. Me gustó mucho y traté de saborear ese momento, ver los colores, la gente, los enamorados, los pescadores, todos presenciando lo mismo que yo; belleza. Era tan hermoso que tomé algunas fotos pero traté de no abusar del disparador y mejor me dediqué a verlo con mis ojos y no a través de la cámara.

Ipanema, Rio de Janeiro, Brasil
Ipanema, Rio de Janeiro, Brasil

Caminamos a lo largo de la playa y es padrísimo el ambiente que hay. Ves a corredores, deportistas, unos jugando fútbol, otros haciendo Capoeira, ves demasiado, tanta actividad y todo el espacio es aprovechado.

Capoeira en la Playa de Ipanema
Capoeira en la Playa de Ipanema
Ipanema de noche.
Ipanema de noche.

Me hizo ver lo diferente que es de México. Aquí, en México, en la mayoría de las playas ponen una muralla de hoteles frente al mar y convierten algo que es de todos en algo inaccesible. En Brasil, todos son dueños del mar.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s