El lago e Ipanema.

Nos despertamos sin prisa y así mismo nos arreglamos. Ese día mi hermana y yo iríamos a ver el lago (Lagoa), que es uno de los puntos turísticos pero bien lo pueden descartar; No me pareció excepcional. Está padre como para ir a correr rodeando el lago, y sí para conocer pero no es algo que te sorprenda de una en Rio habiendo tantas cosas más en la ciudad. En fin, del hotel al lago fueron unos quince minutos caminando y allí nos quedamos un rato, paseamos por el camellón cerca del agua y vimos los edificios, algunos antiguos otros un poco más nuevos. Luego un joven se nos acercó y no nos quitaba la vista, pensamos que era un vagabundo y nos dio miedo, porque sabemos que en Rio es fácil de que te roben, así que nos fuimos de allí. Compramos cerca un agua de coco y nos quedamos junto al vendedor de aguas para sentirnos más seguras. Después seguimos andando y nos alejamos del lago.

Lago, Rio de Janeiro
Lago, Rio de Janeiro

Caminamos por Ipanema, con dirección del lago hacia la playa. En Ipanema todo es lindo, se parece un poco a La Condesa en Ciudad de México. Todo más nice, un ambiente un poco diferente al de Copacabana. Muchas tiendas de ropa, cafés, y cosas por el estilo. Ya en la playa nos sentamos un rato a ver la gente y las olas. Tomé unos videos y fotos. Incluso del cantautor Tom Jobim “camina” por Ipanema con su guitarra.

Playa de Ipanema.
Playa de Ipanema.

De regreso al hotel paramos en un Pao de açucar (una tienda) para comprar agua. Tuvimos que hacer una fila como de veinte minutos porque era un caos. Luego un vagabundo con su hijito se nos acercó y nos dijo que tenía hambre, todo en portugués, llevaba seis kilos de arroz, frijol y carne y quería que nosotras se la pagáramos. Le dijimos que no pero siguió junto con nosotras. La mujer de en frente, que era joven y se veía súper cool, nos dio paso para que nosotras pagáramos primero y el señor se quería meter. Ella le dijo que se fuera que si quería comer que trabajara (todo en portugués), nosotras nos quedamos mudas y sólo abrimos la boca para darle las gracias a la chica por ayudarnos.

Llegamos al hotel y seguí mi camino al mar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s