Ciudad de México, ¡Que bella eres!

Vine unos días a esta ciudad llena de gente, contingencia ambiental y tráfico infernal. Vine a ver a amigos y caminar, conocer, adentrarme un poco más en ella. Y los últimos días he hecho tanto que el cansancio ha llegado fuerte y con dolor de cabeza. No sé si podría vivir aquí pero lo que sí sé es que es un lugar con tanto movimiento y cosas que hacer que debería venir mucho más seguido. Me gusta, sus calles me gustan. Visualmente es una ciudad hermosa. Sus calles con un estilo muy ella, con una combinación de era moderna y de una de cuando los españoles eres los reyes de México. Con edificios altos y fuertes que reflejan el cielo, con empedrados e iglesias de color oro.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.26.45

La Ciudad de México es un monstruo, uno con mucho encanto. Esta vez he decidido ir a sitios que no conocía, quiero moverme por lugares nuevos dentro de una ciudad a la que he venido tantas veces desde mi primer aliento. La capital de México, el centro de todo. Ayer, mientras cruzaba la calle que conecta el área que lleva al zócalo con Bellas Artes y el conglomerado de gente se movía hacia mí y yo hacia ellos, me crucé con unas mujeres que hablaban de Nueva York “En Nueva York los cruces peatonales son una locura pero te dejan pasar”, comparando una ciudad con la otra. Pocos pasos después escuché a una mujer decirle a su novio “¿Crees que Nueva York sea más bonita que México?” Lo preguntó justo cuando estábamos frente al Palacio de Bellas Artes, yo me quedé callada pero en mi cabeza imaginé que me volteaba y le decía, “Mira eso” señalando ese edificio alto con arquitectura francesa “No hay ciudad en el mundo más bonita que México” Tal vez un comentario un poco exagerado pero en ese momento era uno que creí acertado, estoy segura que existen ciudades que llamen más la atención, que sean más lindas, seguras y que muchos prefieran sobre ésta pero nadie nunca podrá no hablar de la Ciudad de México, o decir que es aburrida. Porque no lo es. Como todo tiene sus partes feas, pero se ven olvidadas cuando recuerdas el imponente Zócalo, la belleza trendy de Condesa y Roma, las calles que te transportan a otro tiempo de Coyoacán, Reforma y su ángel dorado, Xochimilco con el fantasma de María Candelaria y toda esta gente que si no andas viendo al suelo,te sonríe.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.27.22

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s