Punta Mita, Sayulita y Bucerías

el

Lo mejor de este roadtrip fue que pudimos ver bastante moviéndonos unos cuantos kilómetros de distancia. No demasiados pero sí los necesarios para conocer más lugares de la Riviera Nayarit. Jamás pensé que me fuera a gustar como lo hizo. De verdad que fue una grata sorpresa ir y salir de ahí con una sonrisa inmensa en el rostro y unas ganas aún mayores de regresar. Yo siempre he preferido el mar de la Riviera Maya pero en este viaje descubrí que el pacífico tiene lo suyo. Un día lo dedicamos para ir a Punta Mita y Sayulita. Salimos desde San Pancho, recorrimos la carretera angosta llena de árboles, en menos de una hora ya estabamos en Punta Mita listas para saborear el mar.

Nos dimos cuenta que aquí es donde abundan los resorts de lujo, se ve bien pero no es lo que queríamos en esas vacaciones. Fuimos a la playa, nos sentamos en un restaurante típico costero y pedimos unas cervezas frías y guacamole. Un joven se nos acercó para rentarnos una tabla de Paddle board y como la hora me la dejó en 100 pesos yo acepté. Me puse una blusa encima para no quemarme tanto con ese sol abrazador que estaba arriba de nosotros. Tomé la tabla y entré al agua, con un poco de dificultad porque hay piedras rasposas en lugar de arena. Era la primera vez que hacía esta actividad pero unos días antes había aprendido a surfear en San Blás entonces creí que no sería tan difícil. Y, no lo fue. Al principio me caí porque creí que uno se debía parar con un pie delante y otro atrás (como surfeando) pero es ponerlos paralelos para mayor estabilidad, sobre todo si eres principiante. En fin, me encantó hacerlo. Estar sola en el mar, lejos de todos, remar y sentir el agua debajo, aventarme y nadar un poco estando retirada de la playa. Amé esa hora en esa Paddle board. A pesar de un sol intenso lo disfruté al máximo, y creo que Punta Mita hubiera pasado desapercibido si no fuera por esa experiencia.

Terminó mi hora y seguí nadando, quejándome de las piedras que me lastimaban los pies y me raspaban las rodillas cuando las olas me empujaban hacia afuera y había sorpresivamente una roca que sobresalía. Decidimos que era hora de irnos para poder pasar un buen rato en Sayulita, nuestro otro destino del día. Llegamos y encontrar lugar de estacionamiento fue más difícil que hacer dieta en diciembre. Cuando por fin encontramos uno (carísimo pero ni modo) salimos a caminar por esas calles llenas de color y fiesta. Una de las cosas que debía de hacer era nadar en todas las playas posibles durante ese viaje, así que nuestro corazón quería mar y allí fuimos. La playa estaba llena de gente y sombrillas para la sombra. A primera vista no me gustó. Quería la calma que San Pancho daba. Caminamos hasta encontrar un lugar con menos personas. Veías hacia el horizonte y podías ver decenas de surfistas esperando una buena ola. Nos metimos al mar y fue el más salvaje de todos. Agradecimos no aprender a surfear allí porque el suelo igual tenía rocas inmensas que destacaban, pensamos que hubiéramos salido de allí todas llenas de moretones y no hubiéramos disfrutado del surf. No fue mi playa favorita pero fue divertida porque seguro pareciamos idiotas intentando nadar un poco allí. Cuando logramos salir ilesas del agua comenzamos a caminar por la orilla para poder ver el ambiente. Sayulita no es lo mío, no es malo pero preferí mil veces San Pancho. Eso sí, aquí había más opciones de restaurantes lindos a donde ir. Comimos en uno muy bueno y económico llamado Yeikame. Recomendado.

captura-de-pantalla-2016-12-27-a-las-12-14-34captura-de-pantalla-2016-12-27-a-las-12-14-21

 

Fuimos por el carro y recorrimos los 5 kilometros que separan a Sayulita de San Pancho y llegamos a lo que se sintió como hogar por pocos días. El último día en la Riviera Nayarit decidimos pasar a Bucerías. Fuimos por la mañana y no nos metimos al mar porque se veía salvaje y enojado. Está lindo pero sigo pensando que cuando vuelva volveré a San Pancho.

 

captura-de-pantalla-2016-12-27-a-las-12-15-28

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s