Una noche llena de estrellas, luces y magia.

É

Recientemente fui a la Riviera Maya. A Cancún por una semana y después un par de días a la Isla Holbox que significa en maya “Hoyo Negro.” Pienso escribir sobre Holbox más adelante, lo que hice, el costo, como llegar, y demás… pero ahorita sólo quiero escribir sobre una cosa. Un momento. Ése que fue tan bello que atesoraré por siempre en mi memoria.

No sé si saben que en Holbox a parte de una hermosa playa, un mar con colores increíbles, restaurantes con una variedad gastronómica y un pueblito encantador también brilla por las noches… y es que es uno de los pocos lugares en los que puedes encontrar playas con bioluminiscencia. Esto se da debido a unos organismos unicelulares que contienen luciferina, que al juntarse con el oxígeno y una enzima produce una chispa de luz. Yo creí que iba a llegar allí y que iba a ver el mar destellando, pero no fue así… y a pesar de esto la realidad fue mucho mejor de lo que imaginé.

Primero que nada, para poder ver la bioluminiscencia tenemos que estar en una hora donde no haya luz, ni si quiera la luna… el día que nosotros fuimos tuvimos que ir a las dos y media de la madrugada para que todo estuviera oscuro y así se pudiera ver. Contratamos un carrito de golf que nos llevó hasta punta cocos, una parte algo retirada del pueblo. Nos cobró $200 mxn por persona ida y vuelta.

Pues bien, no habíamos llegado a donde estaba la playa y yo ya estaba maravillada. Volteaba a ver al cielo y un ejército de estrellas lo inundaban. Jamás he visto un cielo así, ni siquiera en África (en donde también me pareció algo hermoso).  Fue cuando llegamos a la playa que nos bajamos del carrito de golf y pude apreciar el cielo cuando me quedé sin habla. Éste tocaba el mar y rodeaba todo. Mis ojos se hacían cada vez más grandes, y mi sonrisa muda estubo postrada en mi rostro durante todo el tiempo que vi ese cielo. Podía incluso ver la vía láctea, sí, un color púrpura se mezclaba entre el negro y lo partía a la mitad como un cinturón. Y miles, millones de puntos luminosos estaban arriba de mí, estando tan lejos pero que se sentían tan cerca.

En la playa los mosquitos nos comenzaron a deborar, un local nos dijo que nos metiéramos al agua y ahí ya estaríamos a salvo de los piquetes. Así lo hicimos. En ese momento no pude ver nada, no veía lo que supuestamente debía de ver. Yo estaba tan enfocada en ese cielo estrellado que el agua y su bioluminiscencia no fue percatada. De hecho, no se notaba a grandes rasgos… no como en las fotos que ves cuando buscas “bioluminiscencia” en algún buscador. No. Aquí el agua era sólo agua de mar y mi mirada estaba más atenta a lo que había arriba que lo que tenía debajo. De repente, en una de esas en las que mi cabeza voletó hacia abajo, vi como mis pisadas tenían vida. Una luz se prendía con cada paso. Me emocioné. El chico local me dijo que moviera el agua con las manos y así lo hice. Mis manos recorrían un camino y éste se iluminaba. Fue entonces cuando me di cuenta que estaba rodeada de luces. Mi cabeza iba de arriba a abajo y todo se sentía tan mágico que no podía hacer nada más que callar y apreciar. Quise tomar una foto en mi memoria para nunca olvidar ese momento. Esos colores y ese brillo que emanaba de todos lados. Despertarme a esa hora para ver ese espectáculo de luces valió la pena. Ver ese cielo siendo tan espectacular como puede llegar a ser cuando te alejas de los edificios fue de las mejores cosas de ese viaje.

Así que ya saben… si alguna vez van a Holbox, pregunten si es temporada para ver la bioluminiscencia y vayan. Y, aunque no lo sea… alejénse del pueblo y vayan hacia la oscuridad sólo para apreciar un cielo bañado de estrellas junto al mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s