Canta y no llores.

el

Tú siempre aguantando todo. Temblores, sacudidas y gigantes que te quieren aplastar.   Y mira nada más como andas, sigues de pie, haciéndole frente a todo. Sin agachar la cabeza ni bajar el cuerpo. Incluso soportas a los tuyos que te quieren de rodillas, los que dicen que te aman y que ponen su rostro en una lona con la mano extendida. Los que deberían de dar pero sólo toman. No sé como no te cansas de ellos. Y sí, como no te voy a querer si tú me has enseñado tanto. Me has dado todo. En cada paso hay una raíz que lleva siglos debajo, tú eres historia y en ella hay fuerza. Eres un fuego que no se apaga. Y tienes tanto que demostrar, es hora ya. Levántate y explota. Que tus colores inunden estas tierras, que los puños se alcen y rompan los cristales de las casas blancas, que se escuchen los truenos de millones de gente pidiendo lo que mereces. Exigiéndo lo que te han quitado. Ya amaneció, despierta y canta. Grita. Que te escuchen en todos los rincones, que te miren y te admiren, por que tú eres el centro de todo. Tú eres el ombligo de la luna. Levántate. Ya es hora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s