Rebelión en la granja – George Orwell

Compré este libro ya hace varios años pero nunca me había animado a leerlo. No sé la razón por eso, simplemente no llamaba mi atención. Este mes decidí hacerlo y me alegro haberlo hecho, y al mismo tiempo, no.

Rebelión en la Granja es un libro de George Orwell, escritor birtánico de renombre nacido en una colonia británica en India. Ya había oído de él, y de sus libros, principalmente 1984 y Rebelión en la granja. Y aún así, a pesar de tener en mi librero esos dos títulos, no los tomaba ni por error y prefería leer otra cosa. Tal vez sea porque sabía que eran muy políticos y, honestamente, no es algo que en la literatura grite mi nombre.

En fin… este mes le di una oportunidad y, me tomó un mes en acabar las pocas hojas. Es un libro pequeño y de fácil lectura pero no me atrapó. Y cuando por fin lo hizo, y me tenía esclavizada a sus palabras, me comenzó a asquear. Sí, a asquear. Y es que es tan simple pero el mensaje es fuerte. Te llega de a poco, y cuando menos te lo esperas tienes una flecha clavada en tu cuerpo con imágenes de tu propio país. De las personas que lo gobiernan. Los cerdos. Y empiezas a leer cosas en ese libro que tanto tienen de verdad. Lees lo que has conocido toda la vida, lo que has visto en las calles y el podrido poder político de un país que lo tienen con las rodillas en el piso.

Este libro habla de muchas injusticias, no solo laborales, también sociales. Y es todo una metáfora que llega a tus ojos descontrolándote como una cachetada o un balde de agua helada. Y esa Granja Animal se convierte en algo tan real que no haces más que sentir un profundo asco. Ese mismo que sientes cuando ves videos de primeras damas vestidas de trajes moradas mientras se muestran indignadas por los señalamientos a una clara corrupción. O cuando un gordo prófugo sonrie mientras su esposa guarda la abundancia robada a costa de la gente y niños enfermos. Ese asco que sientes al saber de personas desaparecidas, y que la inseguridad sigue a la alza, como también el costo de la vida. Y más casos de intocables despilfarrando dinero o incrementándose el salario a sumas exorbitantes cuando los demás viven con uno de miseria. Y da coraje, tristeza, repugnancia, rabia, el darte cuenta en la tiranía que hemos vivido mientras se esconde llamándose democracia. En que la corrupción se ha hecho tan presente en nuestras vidas que ya nada nos sorprende y que ya todo se olvida al tercer día.

Mierda, este libro es bueno. Léelo con los ojos muy abiertos.

rebelión en la granja

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s