El día que me robaron en México

Ok, lo sé… mi situación no se comparar en nada a la que otros han vivido. A mi me sacaron la cartera de la bolsa mientras que a muchos más los han encañonado, golpeado y hasta matado por robarle unos cuantos pesos. Bienvenidos a México, el país dónde vivo. Y lo amo y me encanta y lo defiendo pero luego pasa algo así y me enfurece. Y me enojo más con el Estado, con los de arriba que andan viendo y ellos no hacen nada para detenerlo, al contrario se llenan los bolsillos con billetes y sangre y hacen que esta cadena de violencia siga creciendo. YO los culpo a ellos. En fin.. les contaré mi triste historia (imagínense aquí a Silvia Pinal diciéndolo).

Fui a un Festival de Comunidades Extrajeras que hacen en la ciudad. Es un festival donde muchas personas de diferentes países de todos los continentes se reunen y muestran lo suyo a los que van a ver. Puedes comprar maquillaje en los puestos árabes, instrumentos hechos de madera en algún país africano, arepas en Venezuela, mojitos en Cuba, cerveza en Europa, escuchar música y ver bailes de lugares y culturas distintas… puedes degustar un poco de todo el mundo. Es un concepto muy bueno. Esta es la segunda vez que voy y allí, con tanta gente alrededor, alguien tomo un cuchillo, le hizo una cortada a mi bolsa y tomó mi cartera. Mi hermosa vieja cartera, regalo de mi padre, y hecha a mano por artesanas chiapanecas. Como ya había comprado una pulsera y también mucha comida, lo único que tenía eran $30 pesos y como nunca suelo llevar tarjetas de crédito/débito conmigo, entonces hablando económicamente no perdí mucho. Es el fastidio de 1. saber que me robaron y 2. mi licencia y Identificación (INE) estaban allí. Ahora, vuelve a hacer ese tramiterío, ve a oficinas, explica tu situación y a ver para cuando te dan todo. Es una friega y me da demasiada pereza. Soy afortunada, lo sé. En 28 años de mi vida viviendo en un país catalogado (por fuentes fidedignas) peligroso jamás me habían tomado la cartera. Solo me había pasado en Guatemala. Y hoy, alguien me jugó ese juego y salí perdiendo. Y, la persona que me robó igual perdió porque hizo todo ese desmadre por $30 pesos que solo le alcanza para 3 idas en camión y un chicle.

Pues bien, esa fue mi historia. Nada trágica, estoy consciente de ello, pero aún así quería escribirla. Por que un acto tan simple como eso refleja la sociedad en la que vivimos y el error que muchos están cometiendo. Para entender este asunto uno tiene que ver más allá. De dónde viene y hacia a dónde va. Porque a como yo lo veo, esto solamente está empezando. El problema es que estamos dentro de un sistema que está creando un nivel de inequidad extremo. Unos cuantos tienen demasiado y muchos tienen nada. Me da coraje con la persona que me abrió la bolsa, pero también me da coraje el sistema que lo puso allí.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. JFM dice:

    pues que bueno que no pasó a mayores….que te sirva de experiencia para que tengas mayor cuidado y estar pendiente siempre, sobre todo cuando hay multitudes a tu alrededor y nunca llevar tarjetas de crédito ó debito si no las necesitas….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s