El día que murió Kim Jong-il

La semana pasada vi la noticia en la que este año habrá, por fin, paz entre las dos Coreas. Y aunque yo sólo estuve ahí poco menos de un año, es un país que me dejó tanto y que cada noticia buena de él yo la celebro con sinsera felicidad.

Yo fui hace siete años, cuando todavía vivía Kim Jong Il. Como ya dije antes, no tenía ni la más remota idea de lo que Corea del Sur era. En mi mente, Corea del Sur se asemejaba más a lo que es Corea del Norte. No era un país del que se hablara mucho en ese entonces, irónicamente se popularizó justo después de que yo fuera. Vino un boom con lo que se refiere a Corea del Sur, la música, la comida, y bueno; el país en sí… Pero yo fui cuando todavía no había esto, cuando Corea era una palabra extraña y lo que sucedía allí aún más (por lo menos en México). Nada más llegué ahí y me encantó, y por vivir un rato ahí, tener amigos coreanos e ir a sus museos supe un poco de su historia, y sobre todo, lo que habían pasado. Supe sus años de lucha, sus años de guerra y lo que vino después, como uno se levantó y otro se apagó. Corea del Norte. Corea del Sur. Escuchaba puntos de vista de varios locales, como los llamaban hermanos a los que vivían en el país del norte. Como sufrían por ellos, por lo que vivían. Y el día en el que murió Kinm Jong Il vi dos caras.

Recuerdo estar en una clase, era la clase de relaciones públicas. En un edificio grande. Para entrar al salón tenías que pasar por un pasillo largo y unas salas de espera para estudiantes. Recuerdo que a la mitad de la clase se empezó a escuchar mucho ruido de fuera. Y también algunos de los estudiantes que estaban conmigo se veían inquietos. Yo no tenía idea de que pasaba y decidí dejarlo ir. Cuando la clase terminó y se abrieron las puertas vi una fiesta en los pasillos y en esas salas de espera. Todos estaban fuera, con botellas de soju en la mano y gritando. Se veían felices. Cuando supe la razón no sabía que pensar. Kim Jong Il, el que era el líder de Corea del Norte había muerto, y en el sur lo estaban celebrando. Yo comencé a preguntar lo que significaba esto… algunos se veían preocupados, decían que podían empezar conflictos, pero la mayoría estaba feliz y no pensaban en el día después, sólo en el ahora, veían la reunificación más cerca. Pero no pasó, y apenas hace un par de días se dio la noticia; Kim Jong Un, hijo del ex líder y ahora líder de NorCorea firmaría paz con Corea del Sur y ambas se verán libres de armas nucleares. No sé que vaya a pasar, no sé si es una trampa, como algunos mencionan. Lo que sí sé es que he visto mensajes de amigos coreanos felices ante dicho acontecimiento. Me da gusto por ellos, porque sé que anhelaban esto y que al final logran ver un avance. Las dos Coreas en paz. Espero ir pronto y verlo con mis propios ojos.

draw

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. JFM dice:

    excelente reflexión….FELICIDADES…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s