Seattle; parte 1.

Después de Portland fuimos a Seattle, a unas tres horas al norte (en el Estado de Washington). Fuimos en carretera y deteniéndonos solo para un outlet y también para las paradas obligadas de baño. En el camino vimos un restaurante que me pareció cool y súper gringo. Allí compramos un poco para merendar mientras nos turnábamos el baño.

beesleys

Llegamos a nuestro Airbnb por la tarde. Éste estaba en la parte sur de Seattle (no en el dowtown porque esos salían muy caros), pero estaba bastante bien y como teníamos la camioneta que rentamos en día que llegamos no hubo mayor problema para llegar. El Airbnb era el sótano de una casa, era un pequeño departamento para nosotros. No estaba mal, y tenía una parada de autobús justo a un par de cuadras de ahí. Perfecto.

Para ahorrarnos unos pesos, y como vimos que Seattle tenía un muy buen servicio de transporte público, el mismo día que llegamos, después de dejar las maletas y demás en el Airbnb fuimos al dowtown y dejamos la camioneta en la agencia de renta. Con la Transit App era muy fácil saber que autobús tomar, cuantas paradas tenías que hacer… esta app fue una gran ayuda en nuestro viaje por Estados Unidos y Canadá. Volveríamos a rentar otro carro el día que nos fuéramos de ahí con destino a Vancouver. Así que sin más, nos quedamos a pie. Ya era de noche entonces ese día lo único que hicimos fue ir a una famacia a comprar un antiséptico para mi hermana (por una herida mal curada), hacer unas compras de comida para el desayuno de los próximos dos días y cenar en un restaurante árabe que estaba cerca de la parada donde pasaría el camión que nos llevaría de vuelta al Airbnb. Hicimos unos 40 minutos de camino. Llegamos listos para dormir.

Al día siguiente mi papá y yo fuimos a correr y caminar un rato por el área, ya que estaba cerca del Lincoln Park. Preguntamos por direcciones a varias personas que pasaban y ellos nos indicaron por dónde ir con una sonrisa. El lugar era bonito. Tenía unos árboles enormes que si mirabas arriba tenías que alzar toda tu cabeza para poder verlos hasta el final. El mar estaba cerca entonces llegaba una brisa agradable que en conjunto con esos árboles hacía que hubiera un poco de frío, pero del rico. Para bajar al mar tenías que bajar un pequeño risco. Lo bajamos con cuidado, caminamos por el malecón y vimos a muchos pescadores aficionados con sus cañas de pescar pasando el rato. Creímos que sería hora de volver porque mi mamá y hermana nos estaban esperando. Pero, por supuesto, nos perdimos. No volvimos por el mismo lugar (para evitarnos esa subida mortal del risco), elegimos regresar por la parte donde habían casas. ERROR. Era un laberinto. Nos tomó bastante tiempo encontrar un lugar conocido y seguir por ahí. Le preguntamos a más gente y poco a poco nos acercamos a algún sitio el cual pudiera ubicarnos.

Papá y yo caminando por el Lincoln Park

Llegamos a bañarnos rápido y desayunar viendo las caras largas de las que se quedaron. Salimos como a las once de la mañana para el centro. Primero fuimos directo al punto más conocido de la ciudad, sí. El punto que grita ¡Turista, ven acá! Sí, fuimos al Space Needle. 

Space Needle desde abajo

Ok. Subir cuesta alrededor de 28 a 38 dólares según la temporada (Hay descuentos para gente mayor y niños). ¿Creo que deberían de pagar esa cantidad de dólares para subir al Space Needle? Solo si lo tienen, si están viajando con un presupuesto límitado, neta, no suban. La vista es normal, incluso me parece que se tiene una mejor desde otros puntos de la ciudad que desde ahí. Luego si no tienen suerte (como nosotros) se verá todo como con smog (y eso que fuimos en temporada de verano). El museo para llegar al elevador que sube hasta la cima está padre, te cuenta la historia de porqué se construyó, fechas, la euforia que creó y de más, pero no es algo por lo que te vayas a morir si no lo haces. En fin, cada quien.

Vista desde el Space NeedleYo en el Space Needle

Después de ir a esta atracción caminamos hasta una parada de autobús que estaba cerca para que éste nos acercara al Pike Place Market. Pero ése y el resto del día en Seattle lo dejaré para después.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s